Septiembre: vuelta al cole

17 septiembre 2008 at 22:36 2 comentarios

Se acabaron las vacaciones y llega septiembre… Buf. Este mes es para mí como un Año Nuevo, un comienzo de todo y se me acumula la faena:

  • volver al trabajo y cumplir los propósitos para la nueva temporada:
  1. no hacer más horas de las que marca mi horario laboral, a no ser que el tener que realizarlas se deba a mi incompetencia,
  2. emplear de una vez los conocimientos de los cursos de gestión eficaz del tiempo para que me dé el día para hacer todo lo que tengo que hacer,
  3. no tomar más que un café a media mañana y evitar tomar uno por la tarde, así que eliminar los cuatro o cinco cafés diarios,
  4. no perder el tiempo en charlas absurdas y cotilleos ridículos sobre el resto de compañeros de la oficina, que además me importan un rábano,
  5. no enfadarme porque mi jefe dé órdenes absurdas y además me eche la bronca porque, aunque hice lo que me ordenó que hiciese, luego decidió cambiarlo y se le olvidó informarme del cambio; por supuesto, eso no es culpa suya, que ya bastantes cosas tiene el pobre en la cabeza,
  6. llevar con más espíritu zen el día a día de la oficina,
  7. no revisar una y otra vez las fotografías de las vacaciones,
  8. otros y varios asuntos de los que ahora prefiero no acordarme;
  • apuntarme a un gimnasio con este rollo del nuevo curso y mantenerme en él, que por algo pagaré una matrícula que ya debería costarme perder ella sola unos cuatro o cinco kilos;
  • no comprar todas las colecciones que salen en el quiosco este mes, sólo porque el rosario cueste 4’95 € o porque el libro en cuestión cueste 2’95 €, ya que en la segunda entrega tendré que comprar el segundo tomo en el que lo han dividido para tenerlo completo y además llevarme otro que no me interesa “pa na”; y además, no quiero el rosario en cuestión,
  • revisar el mueble zapatero antes de pasar por las zapaterías y empezar a comprar como una posesa botas y zapatos nuevos; seguro que los veinte pares que compré el año pasado y alguno de los de años anteriores todavía me siguen sirviendo; si les faltasen tapas o suelas, quizás sea útil buscar un zapatero remendón;
  • enterarme un poco de qué ha pasado en el mundo mientras yo estaba por ahí de farra;
  • renovar mi biblioteca pero sin pasarme, que estoy empezando a notar la inflación;
  • lo mismo digo con mi discoteca;
  • anotarme en serio a clases de yoga,
  • matricularme en la UNED en Filología, que siempre me ha gustado todo el rollo ese de las lenguas y la literatura;
  • ponerme a dieta (véase punto del gimnasio),
  • comprar sólo los complementos absolutamente necesarios: antes de sacar el monedero debo pararme a preguntarme “¿de verdad necesito otro bolso?” o “¿en serio es absolutamente imprescindible que me compre ese precioso par de pendientes”?;
  • dedicarme a ser feliz en mi trabajo y mi vida;
  • pasear más por la playa;
  • llevar el coche a la ITV;
  • escribir un blog

De todo esto, me temo que cumpliré sólo el último punto de mi lista de tareas: la del blog, porque bien se ve que en ello estoy, ¿no? La verdad es que una amiga me insistió tanto en esto que al fin me he dicho “vaya, ¿y por qué no?” Le dedicaré el tiempo justo, es cierto, porque ¿habéis leído todo lo que tengo que hacer, verdad? Ya sólo pensar en matricularme en Filología me está dando pavor: tengo que ponerme a ello yaaaaaa, que se pasa el plazo… Y lo de no enfadarme con mi jefe… Bueno, es más bien la manifestación de un deseo que un propósito factible. Así que el caso es que aquí estoy, con un nuevo blog llenando el ciberespacio, porque no hay suficientes donde escoger. Pero si vais a seguir leyendo de ahora en adelante hay varias cosas que debéis saber. Comencemos un listado nuevo:

  • no es un diario personal ni real, aunque pueda parecerlo en ocasiones: como se dice en las películas, puede estar basado en hechos reales pero los nombres de los protagonistas (e incluso su sexo) puede y seguramente estará cambiado; pero puede ser también invención del autor de este blog y nada de lo escrito ser real, capisce?;
  • en cuanto a vuestros comentarios, no censuraré críticas ni elogios, por supuesto, ni ningún otro tipo de comentario, sea político, religioso, o de cualquier otra índole, excepto aquellos que contengan insultos, menosprecio a los demás ciudadanos o manifestaciones xenófobas o racistas; este no es el blog de Jiménez Losantos;
  • y podéis contribuir en la medida en que podáis y queráis, obviamente con vuestros comentarios a mis entradas en primer lugar, pero también con sugerencias de temas o haciéndome llegar relatos, historias, reseñas o ese tipo de notas…

Creo que por hoy, teniendo en cuenta que es mi primer día de deberes, es suficiente, ¿no os parece?

Anuncios

Entry filed under: Revoltallo.

8 de agosto de 2006 (recordatorio)

2 comentarios Add your own

  • 1. anamá  |  17 septiembre 2008 en 22:48

    Curioseando por el ciberespacio he descubierto que tienes mi página en tu lista de enlaces;
    La curiosidad mata al gato, y no he podido leer tu entrada que intuyo es la primera 🙂
    Y como me ha hecho mucha gracia tus lista de tareas y me he sentido muy identificada con el post (sobre todo en lo del gimnasio y el yoga) creo que me pasaré más a menudo por aquí para leer y comentar 🙂
    Saludos blogueros! ^^ nos leemos! 😀

  • 2. Kaia  |  17 septiembre 2008 en 23:50

    Muchas gracias, Anamá, por haberme visitado y por ser la primera en comentarme. Me das muchos ánimos con esta visita. La verdad es que tu blog me encanta y a través de él conocí a Xocolata. A Guido-Aitor tuve también el placer de seguirlos desde el principio de su historia. Espero que te gusten los enlaces que he añadido; creo que son blogs muy interesantes. Y eso es lo que pretendo. Que conozcamos otros que contengan temas que creo nos interesarán, teniendo en cuenta los gustos y aficiones que vuestros blogs respectivos y comentarios en ellos parecen reflejar.
    Y aprovecho para añadir un punto nuevo que se me pasó en mi primera lista: este blog es bilingüe en su concepción, en gallego y castellano: dependerá de mi estado de ánimo o de cómo me apetezca escribir. Por supuesto, espero lo mismo de mis lectores. Pueden hacerlo en la lengua que quieran; pero, por favor, si lo hacéis en vasco, pensad que probablemente el resto de lectores del blog (incluso yo) no tengamos ni idea de lo que ponéis, así pues ¿os importaría traducirlo?. Se aplica al catalán (aunque de este conozco algo, tipo “moltes gracies” y “de res”) y a otras lenguas. Saludos y gracias, Anamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El contenido de este blog es ficticio. O no, en algunos casos. Sea como fuere, leedlo como lo que es: un entretenimiento para mí y para vosotros. Gracias.
Licencia Creative Commons
Tareas de la cotidianidad por Anabel Bugarín (Kaia) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en listasdetareas.wordpress.com.

Cuánto te hemos contado.

Nos han visitado

  • 66,264 hits
Vamos cayendo, cayendo de nuestro zenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo (Vicente Huidobro)
Rosa Regás, "Música de cámara", Ed. Seix Barral

Instagram

La cotidianidad del #verano es descubrir caminos. Dinosaurio disfrutando gozoso de la soledad matutina de la piscina, consciente de que esto se acabará pronto.
#vivaelverano #tdah #misniños #misniñoscontdah #dinosaur #pool #piscina #diariodemamabufala Este fin de semana no me enfado. #propositos Cuando hace buena tarde,  la calle principal de la ciudad se llena de gente paseando en #tareasdelacotidianidad

A %d blogueros les gusta esto: