Mis vecinos del quinto

13 diciembre 2008 at 20:50 8 comentarios

Domingo, siete de la mañana.

Esta soy yo, durmiendo a pierna suelta, descansando de una semana de trabajo.

yo-durmiendo4

Pues como veis, dormía yo plácidamente cuando, a las siete de la mañana, unos jadeos estrepitosos provenientes del piso de arriba hacen que abra el ojo derecho en lo que sería el comienzo del despertar. Al mismo tiempo que mi párpado derecho se va abriendo mientras que el izquierdo mantiene procura quedarse cerrado para intentar más tarde seguir durmiendo, mi cerebro va procesando la información que esos jadeos le proporcionan.

Son de este tipo:

aaaaah, ah, mmmm, aaah, eeeh, mmmm, mmmm

Y van subiendo de volumen y de grosor de jadeo y quejido. Pasan a ser algo así:

AAAH, AH, MMMM, AAAH, EEEH, MMMM MMM, AAAAH

Y se oye (porque todavía estoy demasiado dormida como para escuchar nada) el sonido que produce el cabezal de una cama contra la pared, ese sonido rítmico que suele acompañar a ese tipo de jadeos.  Ese ruido es p’alante, ese es p’atrás. Se van a cargar la pared con tanto golpeteo.

Mi mente, como digo, empieza a procesar la información. Y se dice “no puede ser, no puede ser”. ¡¡¡Son las siete de la mañana, por Dios!!! ¿Quién tiene ganas de follar a las siete de la mañana? Y con ese ímpetu. Pues debe de ser cierto eso de que es la mejor hora, porque desde luego estos están a tope. ¡Maaaadre de Dios! Menudo griterío esta chica. Este chaval tiene que ser un fenómeno, porque si no se está despertando todo el edificio con los gritos de esta mujer entonces ni con una explosión se despiertan el resto de vecinos. Si es que la va a romper con tanta fuerza que le mete… digo, con tanta fuerza.

Me tapo la cabeza con la almohada. Esto no lo resiste nadie. Es peor que una película mala. Tengo que comprarme unos tapones para los oídos, porque entre los ciclomotores con el escape tuneado y el ruido que montan por la noche y los vecinos que me he echado… no vuelvo a dormir sin despertarme dos o tres veces por la noche. Pero, mujer, relaja, que te va a dar un pasmo. Chica, te vas a quedar afónica.

Ay, la ostia, que esta mujer se va… Quiero decir, le va a dar un infarto como siga asfixiada de esa manera.

Y ¡¡Señor Señor!! ahora él. Esta mujer tiene que ser la bomba, porque lo de este tío sí que es de peli porno.  ¡¡Ole ole ole, campeón!! ¿Tienes un hermano, un primo o un amigo que se te parezca? ¿Pero a ti de dónde te han sacado, fenómeno? O están exagerando ambos o menudo par; la que me espera como él tenga turno de noche y se pongan así todos los días a las siete de la mañana. Les dejaré una nota por debajo de la puerta, que se esperen a que yo me vaya a trabajar, que luego tienen toda la mañana para ellos. No creo que sea cosa de la hora la energía que le ponen. Igual pueden esperar una horita o dos más. Y que los domingos esperen a que me vaya a comprar el periódico. Si son sólo once minutos la cosa, jolines. Que me dejen dormir. Que yo enseguida me despierto con un poquito de ruido. Que pongan el despertador a tope, y así yo me entero y me voy.

Pero ahora ya está. Él ya ha acabado de gritar, ella también. Y se ha acabado la historia. Yo ya no podré volver a dormir, y creo que ni lo intentaré, porque como se pongan los fenómenos estos con la faena de nuevo…, además me quedo comiéndome las ganas.

Mejor me voy al salón, a dormir al sofá, como un marido expulsado de la cama por su sufrida esposa; como un borracho que no es capaz de alcanzar el dormitorio cuando llega con las primeras luces del día; como un trasnochador que se queda dormido en el sofá viendo la última película de madrugada en la televisión; como una persona expulsada de su dormitorio por sus vecinos, los que juegan a ser actores porno.

Anuncios

Entry filed under: Las tareas de este mundo. Tags: , , , , , , , .

PachiWorld Por qué no tengo espíritu navideño

8 comentarios Add your own

  • 1. Patricia  |  13 diciembre 2008 en 20:57

    Madre mía, vaya par de dos! Espero que esto no se convierta en costumbre, porque entonces sí que tendrás que empezar a dejarles notitas, a ver si se cortan un poco… Y si no, siempre puedes llevarte un ligue a casa y hacer una guerra de gritos 😛

    Bicos!!^^

  • 2. .undermind  |  13 diciembre 2008 en 21:05

    Juajajuajajuaaa buenisimo. A mi me pasa algo parecido pero por suerte hasta el momento nunca me han despertado. A veces pienso en decirles si quieren que le atornille bien el cabezal de la cama a la pared, que se escucha como si estuviera flojo ajajajaj.

    Por otro lado lo de follar por la mañana es algo habitual, te despìertas retozando y antes de que te hayas despertado del todo ya estas en la faena. Ahora que pienso, espero haberselas devuelto a mis vecnos alguna vez juajajaaua.

    Saludos.

    P.D: Muy bien escrito, me lo lei del tiron a carcajada limpia. Como me dijeron una vez: “sigue asi, sigues en la academia”.

  • 3. Kaia  |  13 diciembre 2008 en 21:15

    Una vez, en un hotel, le dije a quien dormía conmigo (en fin, no dormíamos exactamente): “chico, esmérate, que esos nos están ganando”, pero claro, el pobre ya no podía más, jajajaja. Y los del dormitorio de al lado, dale que te pego, hale hale…

    Undermind, a las siete de la mañana uno no tiene ganas, no me fastidies. ¿Pero es que tomáis algo por la noche, o qué? No te digo a las diez, a las once… A la hora de la siesta. Esa sí que es buena, pero ¡¡¡a las siete de la mañana!!! Ni los gallos tienen la cresta erguida a esa hora.

    Y el problema, Patricia, está en que yo no grito, que si no… se iban a enterar estos. Cada uno tiene sus defectos. Quizá lo que puedo hacer es grabarlos. Y cualquier día, a las siete de la mañana, o a las seis, ponerles la grabación a todo volumen, a ver si se dan cuenta de que son ellos y se moderan.

  • 4. anama  |  14 diciembre 2008 en 15:55

    Jajajajaja qué bueno!
    Me he reído un montón y enhorabuena por la calidad del texto! Está genial!!!
    Lo de los vecinos… debe ser super molesto, nunca me ha pasado algo así la verdad 😀
    Y lo de follar nada más despertarse… ¿Con esos pelos?? ¿Y… sin lavarse los dientes antes??? Quita quita! no me parece buen momento qué quieres que te diga ¬¬

  • 5. .undermind  |  15 diciembre 2008 en 21:11

    No entiendo la importancia del peinado para follar, a fin de cuentas esos pelos se te van a poner en menos de 5 minutos y lo de los dientes me sorprende, demasiadas preguntas antes de ponerse a follar.

    Y que tiene de malo las 7 de la mañana? o las 6? o las 5? no hay una hora mala, lo ke hay son ganas en el momento, lo demas es dejarse llevar xDD

    Saludos.

  • 6. Kaia  |  15 diciembre 2008 en 21:45

    A ver, no tiene nada de malo las 7 de la mañana. Pero la hora de la siesta es cojonuda, la verdad. El único problema de las 7, o las 6 o las 5, es el cansancio, en mi caso, que soy la oyente de la corrida, ¿captas? Si fuese yo la que participase y no hubiese tenido la semana que tuve, igual no me hubiera importado, pero como los de la faena gloriosa eran los vecinos de arriba, me tocó mucho las narices despertarme tan temprano con los jadeos superlativos de esos dos.
    Y lo de los pelos, creo que va por lo de conquistar, gustar… Como lavarse los dientes. El mal aliento es lo peor. Te lo digo yo.

  • 7. .undermind  |  15 diciembre 2008 en 22:13

    Eeeeh, si, habia captado le tema del post, pero crei que la conversacion habia derivado un poco, y lo del peinado tambien capte que era ese el rollo, pero entiendo que el post no va de ligar sino de hacer ruido cuando follas a las 7 de la mañana.

    Lo de los dientes y el aliento, supongo que eres no fumadora.

    Saludos.

  • 8. Kaia  |  15 diciembre 2008 en 22:42

    jajajajaja pues no, no soy fumadora; y hasta ahora mmm creo que sólo me he enrollado con uno que fumase… y el pobre lo hizo muy poquito mientras estuvimos juntos…
    la verdad es que siempre que veo a un chico que me gusta y le descubro un cigarrillo en las manos, buf, se evapora el efecto, es automático, deja de gustarme…
    bueno, aunque hubo un par… pero por separado; dos fumadores en la misma ocasión hubiera sido demasiado para mí, jajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El contenido de este blog es ficticio. O no, en algunos casos. Sea como fuere, leedlo como lo que es: un entretenimiento para mí y para vosotros. Gracias.
Licencia Creative Commons
Tareas de la cotidianidad por Anabel Bugarín (Kaia) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en listasdetareas.wordpress.com.

Cuánto te hemos contado.

Nos han visitado

  • 66,264 hits
Vamos cayendo, cayendo de nuestro zenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo (Vicente Huidobro)
Rosa Regás, "Música de cámara", Ed. Seix Barral

Instagram

La cotidianidad del #verano es descubrir caminos. Dinosaurio disfrutando gozoso de la soledad matutina de la piscina, consciente de que esto se acabará pronto.
#vivaelverano #tdah #misniños #misniñoscontdah #dinosaur #pool #piscina #diariodemamabufala Este fin de semana no me enfado. #propositos Cuando hace buena tarde,  la calle principal de la ciudad se llena de gente paseando en #tareasdelacotidianidad

A %d blogueros les gusta esto: