Ángeles de Charlie mecánicas y la moto de Charlie.

24 agosto 2010 at 13:11 Deja un comentario

Nuestras ángeles de Charlie han decidido que, aunque Charlie no se lo ha pedido, estaría bien ocuparse de su moto. Esta también está en el garaje, ocupando la misma plaza que el coche, ese FT del que había que cargar la batería. Pero, puesto que Charlie se ha ido, ¿no sería mejor guardarla en algún sitio? ¿Dónde? ¿Por qué no en ese cuarto del segundo sótano donde no hay nada ni nadie entra?

Dicho y hecho, las tres se ponen en situación, dándole al caletre para dilucidar cómo hacerlo. Porque no tienen las llaves para encenderla. Así que deciden quitarle el freno y llevarla hasta el cuarto. Mientras dos de ellas empujan y empujan la condenada moto, que pesa lo suyo y tres veces más, la tercera va abriendo puertas y manteniéndolas abiertas para que la montruosa máquina pueda avanzar sin dificultades.

Jadeando por el esfuerzo de propulsar la moto, mientras no paran de reírse viéndose a sí mismas en tan tonta tarea, consiguen acercar el vehículo al cuarto en el que han decidido guardarlo. Pero, ah, hete aquí una nueva dificultad: ¿cómo meter la moto? ¿cómo girar el manillar para que quepa un aparato tan grande en un cuartito trastero? Imaginación al poder, aunque no hay mucho que imaginar; sólo hay una solución: mover el manillar girándolo poco a poco mientras al mismo tiempo van introduciendo el vehículo en el cuarto. Sostener la puerta para que no se cierre es una parte primordial del proceso. Una dentro, dos fuera sosteniendo la moto, y venga para dentro, y venga a girar el manillar y venga a empujar la moto… Risas, risas y risas. Y tiradas por el suelo. Pero, tras muchos empujones, “espera que no puedo”, carcajadas, “ahora, ahora”, y “tira de una vez, porras”, la moto está dentro, apoyada contra la pared, bien guardada y escondida, esperando a que Charlie regrese.

Anuncios

Entry filed under: Cosas cualesquiera. Tags: , , , , , , , , , .

Cuatro horas de deporte de riesgo Verán 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El contenido de este blog es ficticio. O no, en algunos casos. Sea como fuere, leedlo como lo que es: un entretenimiento para mí y para vosotros. Gracias.
Licencia Creative Commons
Tareas de la cotidianidad por Anabel Bugarín (Kaia) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en listasdetareas.wordpress.com.

Cuánto te hemos contado.

Nos han visitado

  • 67,357 hits
Vamos cayendo, cayendo de nuestro zenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo (Vicente Huidobro)
Rosa Regás, "Música de cámara", Ed. Seix Barral

Instagram

Parques. La cotidianidad del #verano es descubrir caminos. Dinosaurio disfrutando gozoso de la soledad matutina de la piscina, consciente de que esto se acabará pronto.
#vivaelverano #tdah #misniños #misniñoscontdah #dinosaur #pool #piscina #diariodemamabufala Este fin de semana no me enfado. #propositos

A %d blogueros les gusta esto: