Que se moría y me moría.

25 mayo 2011 at 22:47 Deja un comentario

Que se moría por mi boca, me dijeron alguna vez. Y yo me moría por la suya.

Me moría por su boca completa. Por sus labios rozando mi piel. Por sus dientes mordisqueando mi carne. Por su lengua tocando la mía. Me moría por su boca que me mataba.

Que se moría por mis ojos, me dijeron alguna vez. Y yo me moría por los suyos.

Me moría cuando me hacía un guiño que sólo nosotros comprendíamos. Cuando me miraba de reojo. Cuando parecía que no me miraba. Me moría cuando clavaba su mirada en la mía y me mataba.

Que se moría por mis hoyuelos, me dijeron alguna vez. Y yo no me moría por los suyos, porque al sonreír no se le formaban pequeños cráteres en las mejillas; pero me moría cuando recorría la forma de su rostro con mis dedos hasta apoyarlos en sus labios plenos de besos. Y me mataba.

Que se moría por echarme un polvo, me dijeron alguna vez. Y yo, que no me moría precisamente por eso, me reí.

Pero cada palabra suya, cada gesto suyo, cada encuentro y cada beso suyo me provocaban ganas, excitaban mis sentidos, estimulaban mi propia destrucción, y yo también me moría por echarle un polvo hasta que no quedase más carne ni piel.

Que se moría por mí, me dijeron alguna vez. Y yo me moría por él.

Se morían y me moría, pero ninguno de nosotros, de ellos y de mí, se murió por el otro. Al final, todo son palabras siempre repetidas, aunque en cada ocasión me muera una y otra vez.

Anuncios

Entry filed under: De artes de amores.. Tags: , , , , , , , , , , , , .

Los amigos de verdad. Equilibrista de emociones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El contenido de este blog es ficticio. O no, en algunos casos. Sea como fuere, leedlo como lo que es: un entretenimiento para mí y para vosotros. Gracias.
Licencia Creative Commons
Tareas de la cotidianidad por Anabel Bugarín (Kaia) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en listasdetareas.wordpress.com.

Cuánto te hemos contado.

Nos han visitado

  • 65,842 hits
Vamos cayendo, cayendo de nuestro zenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo (Vicente Huidobro)
Rosa Regás, "Música de cámara", Ed. Seix Barral

Instagram

Dinosaurio disfrutando gozoso de la soledad matutina de la piscina, consciente de que esto se acabará pronto.
#vivaelverano #tdah #misniños #misniñoscontdah #dinosaur #pool #piscina #diariodemamabufala Este fin de semana no me enfado. #propositos Cuando hace buena tarde,  la calle principal de la ciudad se llena de gente paseando en #tareasdelacotidianidad Mis contactos no dejan de poner fotografías de sus torrijas.  Así que me han dado envidia. Además, en  #SemanaSanta hacerlas y comerlas son #tareasdelacotidianidad, ¿o no? 😉

A %d blogueros les gusta esto: