Sobre bozales, pérdidas y evoluciones.

21 septiembre 2013 at 19:44 3 comentarios

capture-20130921-193815

Venía a contaros que he perdido el bozal. Y que lo raro no es que se me haya caído en algún lugar del paseo que recorremos la perra y yo, sino que, no habiendo nadie más en el horizonte, al volver a realizar el trayecto pero al revés, el dichoso bozal no apareció. Y no había nadie que lo hubiese cogido para sí mismo.

Pero resulta que WordPress me felicita porque este blog cumple cinco años. Justamente hoy. Cinco años. Y si, tal y como realicé aquel paseo al revés hace unos días, me pusiese a caminar por mis recuerdos de estos cinco años acabaría obteniendo una relación detallada de todos los bozales que he perdido. Algunos no serán sencillos de reemplazar; no será tan fácil como acudir a una tienda de productos para mascotas y escoger la talla que corresponde. No podrán ser sustituidos, de hecho. Otros simplemente tuvieron su tiempo y se desgastaron con el uso; o con el abuso. O sencillamente, se desgastaron, tampoco hay por qué buscar más razones. Las cosas, y las personas, y las relaciones con ellas, se debilitan tantas veces, por tantos motivos, o sin necesidad de causas concretas, que no hay necesidad de buscar más explicaciones que el hecho de que simplemente el tiempo pasa.

Y la gente cambia, aunque otros no cambien. O cambian los otros, aunque una no cambie. Cambian las motivaciones, o las circunstancias. Evolucionan la piel y las emociones. Ni siquiera son indispensables acontecimientos extraordinarios, como una mudanza a otra ciudad, o encontrarse en eso que ahora llaman en situación de desempleo (y toda la vida fue quedarse en el paro), o pasar a convivir con otro, o haber ganado con el cambio una perra. Es todo mucho más sencillo: se llama evolución. María Moliner define la “evolución” como el cambio gradual de algo en cierto sentido. Cual sea el sentido de ese cambio, bueno o malo, beneficioso o no, dependerá, imagino, de la perspectiva de cada quien;  de si echa de menos lo que ha ido quedando como tareas tachadas en un cuaderno de notas, o lo que son recuerdos escritos (o no) en un diario. O de si lamenta que hayan agotado la tinta de los bolígrafos con los que tomaba esas notas. Al fin y al cabo, todo termina convirtiéndose en una anécdota.

Yo venía a contaros que había perdido el bozal. Y que acabé comprando dos porque el primero que compré era una talla más grande. Y que no sabeis el trabajo que me da ponérselo. La de historias que me va a dar para contar esta mi-su-nuestra perra.

Anuncios

Entry filed under: Cosas cualesquiera, De artes de amores., Diario, Las tareas de este mundo, O verán / El verano. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Onde embarquei para navegar contigo, de Darío Xohán Cabana Hambre feroz

3 comentarios Add your own

  • 1. MariaLDario  |  22 septiembre 2013 en 12:57

    Republicou isso em MariaLDario's Bloge comentado:
    ÉTICA. O nosso dia a dia.
    Obrigada por fazer-me ver que a vida é mais simples do que pensamos. Nós evoluímos, simplesmente evoluímos.

  • 2. MariaLDario  |  22 septiembre 2013 en 12:57

    Obrigada por fazer-me ver que a vida é mais simples do que pensamos. Nós evoluímos, simplesmente evoluímos.

  • 3. Kaia  |  26 septiembre 2013 en 9:10

    Obrigada a você pela sua reflexão. Faz moita ilusão ler que serve a outros 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El contenido de este blog es ficticio. O no, en algunos casos. Sea como fuere, leedlo como lo que es: un entretenimiento para mí y para vosotros. Gracias.
Licencia Creative Commons
Tareas de la cotidianidad por Anabel Bugarín (Kaia) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en listasdetareas.wordpress.com.

Cuánto te hemos contado.

Nos han visitado

  • 67,357 hits
Vamos cayendo, cayendo de nuestro zenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo (Vicente Huidobro)
Rosa Regás, "Música de cámara", Ed. Seix Barral

Instagram

Parques. La cotidianidad del #verano es descubrir caminos. Dinosaurio disfrutando gozoso de la soledad matutina de la piscina, consciente de que esto se acabará pronto.
#vivaelverano #tdah #misniños #misniñoscontdah #dinosaur #pool #piscina #diariodemamabufala Este fin de semana no me enfado. #propositos

A %d blogueros les gusta esto: