No poder pagar ese café que me tomo contigo

19 mayo 2014 at 11:34 3 comentarios

El autor de la fotografía es Haunted by Leonard Cohen, y la podeis encontrar en su galería de Flickr: www.flickr.com/photos/auntlaura/

El autor de la fotografía es Haunted by Leonard Cohen, y la podeis encontrar en su galería de Flickr: http://www.flickr.com/photos/auntlaura/

Estira sus piernas delgadas al escaso sol del invierno mientras enciende un cigarro. “No, ya no son las penas de amor las que me hacen llorar por la noche”, me dice. “Es pensar que no puedo pagar este café que me tomo contigo”

“Es no saber si cobraré el mes que viene. Y saber que no llegaré ni a mediados de mes si cobro. Es no poder poner la calefacción. Y limitar al máximo el encendido de luces. ¿Por qué crees que ahora me ha dado por las velas aromáticas? Procurar que nadie lo sepa. Que mis padres no lo sepan. Es no saber si seguiré trabajando el mes que viene. Pero casi lo prefiero. Así, al menos, tengo una excusa para recoger mis bártulos y volver a casa. No tengo trabajo. Pero es que lo tengo. Lo tengo y no me lo pagan.

Así que me da igual, ¿sabes? Que no me importan sus cobardías y sus ausencias. Que me dan igual sus dudas. Yo, por las noches, ya sólo lloro porque no sé si tendré para pagar un café”

 

Anuncios

Entry filed under: Cosas cualesquiera, Cosas de casa, De amicitia, Las tareas de este mundo. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , .

Ahora también estamos locos en Instagram Carta abierta de presentación a quien pueda estar leyendo mi solicitud de empleo.

3 comentarios Add your own

  • 1. MariaLDário  |  20 mayo 2014 en 7:58

    Muy triste. Lo siento.

  • 2. Kaia  |  20 mayo 2014 en 9:19

    Esta es una realidad habitual hoy en España. Muy triste, sí, e invisible para casi todo el mundo. Vemos a quien no trabaja y no cobra ninguna prestación, p.ej, pero no a quien trabaja y no cobra un salario. O no sabe cuándo va a hacerlo.
    Gracias por leerme una vez más.

  • 3. despistado  |  21 mayo 2014 en 21:17

    Son muchos en esa situación, sí. Y no pueden dejar el trabajo porque pierden el derecho a cobrar desempleo. Y sus jefes abusan de la situación y no sólo no pagan, sino que tampoco los despiden, no cierran la empresa y siguen ganando con ello. Y la justicia tan lenta que pasa más de un año hasta que la situación se resuelve. Para mal, casi siempre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El contenido de este blog es ficticio. O no, en algunos casos. Sea como fuere, leedlo como lo que es: un entretenimiento para mí y para vosotros. Gracias.
Licencia Creative Commons
Tareas de la cotidianidad por Anabel Bugarín (Kaia) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en listasdetareas.wordpress.com.

Cuánto te hemos contado.

Nos han visitado

  • 67,357 hits
Vamos cayendo, cayendo de nuestro zenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo (Vicente Huidobro)
Rosa Regás, "Música de cámara", Ed. Seix Barral

Instagram

Parques. La cotidianidad del #verano es descubrir caminos. Dinosaurio disfrutando gozoso de la soledad matutina de la piscina, consciente de que esto se acabará pronto.
#vivaelverano #tdah #misniños #misniñoscontdah #dinosaur #pool #piscina #diariodemamabufala Este fin de semana no me enfado. #propositos

A %d blogueros les gusta esto: